AVANZA EN MÉXICO INVESTIGACIÓN SOBRE EL USO DE CÉLULAS TRONCALES PARA DIVERSOS PADECIMIENTOS

  • El Centro de Terapia Celular de Cryo-Cell trabaja en el desarrollo de protocolos de investigación clínica para padecimientos como incontinencia urinaria, displasia broncopulmonar y osteoartritis
  • Es uno de los diez bancos de células madre más grande del mundo

Guadalajara, Jalisco, 4 de septiembre de 2018.- Las investigaciones sobre el uso de células madre (o células troncales) del cordón umbilical para tratar diversos padecimientos, presentan importantes avances en nuestro país. Una de las firmas que realiza este tipo de estudios es Cryo-Cell de México, que actualmente trabaja en protocolos de investigación para apoyar a personas que padecen incontinencia urinaria, displasia broncopulmonar y osteoartritis mediante la aplicación de estas células.

“La idea es respaldar al cliente que confía en nosotros, mediante expertos e investigación de grupos interdisciplinarios, con el objeto de apropiar conocimiento y crear innovación y calidad de vida de los pacientes mexicanos”, señaló la doctora Luz Mabel Ávila Portillo, Directora Científica de Cryo-Cell.

Explicó que las células hematopoyéticas o del cordón umbilical no son únicamente para uso hematológico, como en el caso de tratamientos de cáncer infantil que se presenta en un niño de cada 100 mil; hay evidencia científica que ha demostrado en fases tempranas de seguridad y eficacia  que las células troncales prometen ser una alternativa en enfermedades catastróficas del recién nacido como displasia broncopulmonar, disminuyendo complicaciones asociadas a la falta de maduración pulmonar o neurológica   los bebés prematuros; los resultados demuestran que en niños con autismo la infusión de su propia sangre de cordón umbilical mejora algunos aspectos en la calidad de vida.

En México, a fines del 2015, el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS) reportó 348 trasplantes de células hematopoyéticas, cifra que año con año aumenta en todo el mundo. El 89.96% se realizó a pacientes pediátricos.

Los avances de la ciencia para el uso de células del cordón umbilical también son alentadores en aplicaciones para tratamientos contra Parkinson, Alzheimer y diabetes, así como terapia de regeneración celular y formación de tejido. Desde 1988, a nivel mundial se demostró que funciona el trasplante de células y el esfuerzo que está iniciando Cryo-Cell es llegar con esa evidencia al paciente mexicano, con alternativas para el tratamiento de enfermedades más frecuentes.

“En este objetivo de contribuir a promover la investigación, Cryo-Cell ha establecido el Centro de Terapia Celular en Colombia para el estudio de aplicaciones clínicas de células troncales. A la fecha se han desarrollado protocolos para la utilización de células troncales en enfermedades cardiacas como: angina refractaria, enfermedades vasculares oclusivas crónicas con isquemia de los miembros inferiores, enfermedades autoinmunes como la esclerodermia refractaria a tratamientos convencionales, entre otros”, declaró la doctora Ávila Portillo, quien también es Directora Científica de Stem Medicina Regenerativa de Bogotá.

Cryo-Cell es uno de los diez bancos de células madre más grande del mundo, con más de 150,000 muestras criopreservadas.  Ha proporcionado células viables para 77 trasplantes en el mundo, principalmente en Estados Unidos, mientras que en México es el laboratorio que más células madre ha proporcionado para trasplantes, 22 hasta ahora, en Nuevo León, Puebla, Querétaro, Aguascalientes, Ciudad de México y en Jalisco, entre otros estados.

Cryo-Cell de México cuenta con la infraestructura más sólida en el país, con tecnología médica y de conservación cryo-celular de última generación, así como sofisticados sistemas de seguridad como cryo-tanques monitoreados y resguardados dentro de una bóveda blindada antisísmica (búnker).

Con más de 17 años de experiencia, ha iniciado una transformación, “para pasar de ser una empresa que solamente criopreserva, a una empresa que apoya y respalda al paciente en su enfermedad, en su tratamiento”, destacó su Directora Científica.